El caso que conmocionó al país sigue sin resolverse. Con el pasar de los meses la familia de Lisbeth Baquerizo, la guayaquileña presuntamente asesinada por su pareja, solo quiere una cosa: Justicia y es que sus parientes en especial, su madre, Kathy Muñoz, exige la captura del principal sospechoso de la muerte de su hija que aún sigue prófugo de la ley.

La familia ha realizado protestas, plantones entre otras medidas para ejercer presión para que las autoridades sigan con la búsqueda de Luis Javier H., esposo de Lisbeth, sobre quien pesa una medida de prisión preventiva pero tras cinco meses desde la muerte de Lisbeth, el 21 de diciembre de 2020, no hay rastro de su paradero.

A través de la cuenta en Twitter @LisbethBaqueri1, creada para dar detalles de los avances del caso y en memoria de la joven, la madre exige justicia. «Lis tenía derecho a la vida, tenía derecho a compartir con su familia, tenía derecho a verme envejecer a seguir cumpliendo sus sueños. Pero él (Luis H.) la calló para siempre», fue parte del mensaje que compartió el miércoles 30 de junio y donde publicó imágenes del supuesto asesino de su hija.

Lo último que se sabe en torno al caso es que la Fiscalía sentenció a cinco meses de prisión y una multa de 5 mil dólares a Richard Anzoátegui, quien era el maquillador de la funeraria que recogió el cadáver de Lisbeth y no avisó a las autoridades de un hecho violento por lo que fue detenido por fraude procesal. (I)

 

Lea también: