La caída de cabello es una problemática que padecen la mayoría de mujeres en el posparto. Una de cada dos mujeres sufre la caída de cabello después de convertirse en madre. Aproximadamente a la cuarta semana del nacimiento del bebé, tu cabello aparecerá con frecuencia en la almohada, sobre el piso, en la ducha y en las peinillas.

Si esto te sucede, tranquila. La caída de cabello es un proceso fisiológico normal y natural en esta etapa y se debe a los cambios hormonales, a la pérdida de sangre que se produce en el parto, al cansancio y estrés por el cuidado del recién nacido. Muchas mujeres piensan que la caída del cabello se relaciona con la lactancia, sin embargo los expertos han desmentido esto.

Para contrarrestar la caída de cabello se debe consumir alimentos saludables, pues el bulbo capilar se nutre de las vitaminas y minerales que recibe a través del torrente sanguíneo.

Así también se recomienda evitar los tratamientos agresivos y optar por complementos nutricionales para fortalecerlo.

La cantidad de pelo que se pierde es diferente para cada una y no se relaciona con la calidad o cantidad del pelo durante el embarazo. Pero luego de unos meses, tu cabello volverá a la normalidad y retomará su vitalidad.

(I)
Lea también